¿Tu programa para visualizar documentos firmados digitalmente es un desconfiado?

– Información al lector – Tiempo aproximado de lectura: 2 minutos

La confianza que podemos depositar en un documento digital depende mucho de si está o no firmado digitalmente. Pero ¿y si nos aparece que la validez de la firma digital es desconocida?

¿Falla el certificado digital con el que se ha realizado la firma electrónica o el que falla es el programa con el que visualizamos el documento electrónico?

Este es el supuesto típico en que nos falta “decirle” al programa con el que visualizamos el documento firmado digitalmente que el certificado electrónico empleado es de confianza, para que pueda reconocer dicho certificado y pueda comprobar que es correcto y está vigente. Realizamos esta prueba de concepto con el programa Adobe Acrobat Reader.

Accedamos al panel de firma para comprobar los certificados digitales empleados.

Ahí comprobamos que la validez es “desconocida”. Hemos de decirle a nuestro programa que confíe.

Antes debemos comprobar cuál es el certificado raíz del que depende el certificado que está incrustado en nuestro fichero. Para ello accedemos desde el panel de firma a Detalles de certificado, y nos situamos en Detalles:

En este caso comprobamos que proviene de la entidad CamerFirma. La mayoría de los certificados raiz vienen por defecto instalados en los programas que visualizan documentos firmados digitalmente. Esto lo puedes comprobar en Edición – Preferencias – Firmas

Ahora, solamente hay que decirle a nuestro programa “que confíe” en que el cerfificado electrónico con el que se ha firmado digitalmente “concuerda” con el certificado raíz. Para ello accede al Visor de Certificados al que has llegado desde Detalles del Certificado y ve a la pestalla Confianza

Marca “Utilizar este cerftificado como raíz de confianza”

Cierra el programa y vuelve a abrir tu documento firmado digitalmente y …

¡¡¡ ya tenemos una firma válida en la que podemos confiar !!! Tan sólo había que decire a nuestro programa que verificase que el certificado empleado concordaba con el certificado raíz … y que no fuera tan desconfiado …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *