Ciberbullying: no es una cosa sólo de niños

– Información al lector – Tiempo aproximado de lectura: 5 minutos

¿Qué podemos entender por ciberbullying? Es el ciberacoso en el ámbito escolar. Y es triste y denunciable que exista el acoso y violencia en un sitio donde solamente deberían existir estudio y risas. Podemos leer artículos y libros, estudiar y analizar estadisticas y gráficas, pero este rap (banda sonora de una fantástica iniciativa de Mediaset España junto con el Gobierno de Aragón con la colaboración de @langui_oficial) te explicará una dura realidad, a la vez que propone una solución para ser #valientes

Escucha su letra …

https://www.sebuscanvalientes.com/

¿Qué soluciones existen? ¿Cuáles son viables? ¿Cómo deben actuar los profesores, los alumnos y los padres? ¿Cómo debe reaccionar la sociedad ante esta triste realidad?

Es cosa de niños …

Es necesaria información y formación para superar lo que la Instrucción 10/2005 de la Fiscalía General del Estado sobre el tratamiento del acoso escolar desde el sistema de justicia juvenil mencionaba y denunciaba:

“Muchos de los actos encuadrables en el acoso escolar han sido – siguen siéndolo aún – frecuentemente considerados parte integrante de la experiencia escolar, inherentes a la dinámica propia del patio del colegio, como una lección más de la escuela en la que como anticipo de la vida, el menor tiene que aprender a resistir, a defenderse, a hacerse respetar e incluso a devolver el golpe.”

Eso es simplemente inaceptable.

En este caso “lo ciber” complica todo …

El acoso cuando se realiza mediante nuevas tecnologías amplia sus efectos ya que compartir datos o fotos comprometidas (ya sean trucadas o reales) por Internet ocasiona un daño global y aumentado. Además para el acoso off line es necesaria la cercanía y se da entre conocidos, pero las nuevas tecnologías lo “facilitan” con herramientas fáciles de usar (por ejemplo en redes sociales) y el anonimato (aunque se puede desvelar) da al agresor una sensación de seguridad e impunidad. También la falta de distancia física impide que surja la necesaría empatía y sea díficil de percibir los efectos que causa una acción en la otra persona (lo que yo entiendo como broma tú puedes entenderlo como un insulto). Además el escalón digital entre mayores y menores puede hacer que la situación no llegue a conocimiento de quien corresponde …

Apoyo de todos en todos los ámbitos

Lo principal es detectar la situación e iniciar el protocolo de actuación que se ha establecido para el ámbito escolar (que consiste esencialmente en identificar, comunicar, actuar, traslado a las familias, recogida de información, aplicación de medidas correctoras y disciplinarias y realizar un seguimiento)

Afortunadamente hay cada vez más información y se intenta apoyar y asistir en la fase inicial. Destacamos las siguientes iniciativas:

Fundación ANAR https://www.anar.org/

Pantallas Amigas www.pantallasamigas.net

El blog de Angelucho x1RedMasSegura

También existen guías y recomendaciones de las principales redes sociales:

Facebook

Instagram

Twitter

Pero si ha fallado la formación y la información …

Desgraciadamente si todo falla hay que denunciar. El ciberbullying puede tener consecuencias penales al poder ser constitutivo de tipos penales según los siguientes artículos del Código Penal:

  • Amenazas (artículos 147 y siguientes)
  • Coacciones (artículos 169 a 171)
  • Injurias (artículos 208 y 210)
  • Calumnias (artículos 205 y 207)
  • Acoso (artículo 172 ter)
  • o en casos graves tortura (artículo 173.1)

La regulación legal está recogida básicamente en la Ley Orgánica de Responsabilidad Penal del Menor (L.O 5/00 de 12 de enero) que atribuye la labor de instrucción e investigación de los delitos y faltas cometidos por menores a las Fiscalías de Menores y el enjuiciamiento de las conductas ilícitas a los Jueces de Menores; y en dicha Ley se establecen las medidas tanto judiciales como extrajudiciales que se le pueden imponer a un menor responsable de un delito o falta, que ciertamente, no será la prisión o una multa, por citar penas que sólo son imponibles para los adultos, pero sí se le podrá imponer al menor medidas como la prestación de servicios en beneficio de la comunidad, la libertad vigilada, el alejamiento de la víctima…o privarle incluso de libertad con permanencias de fin de semana en un centro o internamientos en centros de reforma (antes llamados reformatorios) en régimen semiabierto o cerrado, según los casos.

¿Cómo se consiguen pruebas en el medio digital?

Para demostrar la existencia de un ciberacoso lo más importante es conseguir las máximas pruebas posibles para que los hechos queden debidamente probados.

En caso de urgencia los “pantallazos” (las capturas de pantalla realizadas desde el ordenador del que lo visualiza) puede ser suficiente. Pero si la situación lo requiere por su gravedad o intensidad es necesario acudir a pruebas válidas obtenidas del medio digital.

Independientemente del análisis de los dispositivos implicados (tanto el del presunto agresor como el de la víctima) por los técnicos adecuados, es importante para iniciar una investigación que de lugar a una posible intervención ayudarse de los testigos on line. Con este mecanismo podemos obtener certificaciones de las evidencias digitales con garantías de integridad y autenticidad y sirven para acreditar la fecha y hora concretas del contenido de una web determinada o del envío de un correo electrónico a una persona específica.

Aquí tienes una lista de algunos terceros de confianza:

eGarante https://www.egarante.com/

Coloriuris https://www.coloriuris.net/

DoyFe https://doyfe.es/

Terminis https://www.terminis.com/

En casos extremos si conseguimos en forma estas pruebas válidas en Derecho podremos solicitar al sitio de Internet la inmediata retirada del contenido para evitar la propagación y la difusión del daño (consejo válido para cualquier uso irresponsable o inadecuado de las nuevas tecnologías que provoque un perjuicio que pueda ser de difícil reparación).

Consejos finales

El ciberbullying es un problema en el que todos nos debemos implicar apoyando, formándonos e informándonos y si no hay más remedio denunciando.

Para empezar a solucionar y superar la situación del ciberacoso recomiendo que se configure adecuadamente la privacidad en las redes sociales, no se guarde silencio, no se realicen actos de venganza contra el presunto agresor, que los padres se formen en nuevas tecnologías, que se inicien los protocolos escolares establecidos, que los menores aprendan a comportarse adecuadamente en el medio digital, y llegado el caso en que sea necesario, documentar y guardar evidencias para denunciar los hechos.

La violencia en una sociedad no se eliminará de un día para otro. Solamente desde la familia y la escuela podremos aprender a entendernos, comprendernos y ayudarnos mutuamente, y así podremos establecer lazos de amistad, cooperación y ayuda, evitando crear relaciones de desigualdad que impliquen que la confrontación inherente a las relaciones humanas se resuelvan con violencia.

Pero sobre todo no los dejemos solos ante el peligro …

Un pensamiento en “Ciberbullying: no es una cosa sólo de niños

  1. Muy interesante y muy util sobre todo por la informacion y claridad en la exposicion. Gracias. Difundire su contenido es necesario como dice informarse y formarse.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *